sábado, febrero 24, 2024
Actualidad

Conmoción en Bogotá por el hallazgo del cuerpo de una estudiante de la Universidad Javeriana

La noticia del hallazgo del cadáver de María Paula Munévar, una estudiante de la Universidad Javeriana en Bogotá, ha dejado consternados a familiares, amigos y compañeros de estudio. La joven de 23 años, hija de un funcionario del Consejo de Estado, había desaparecido el pasado 13 de abril en el centro de la ciudad, y desde entonces se había iniciado una intensa búsqueda para dar con su paradero.

Las autoridades confirmaron que el cuerpo de la joven fue encontrado en la tarde de este miércoles 19 de abril, cerca de la Universidad Javeriana, en el oriente de la capital del país. Las investigaciones apuntan inicialmente a que este es un caso de suicidio , pues revisadas las cámaras de seguridad se evidencia que Maria Paula toma un taxi, el CTI localiza al taxista quien narra que ella compró una sustancia y pidió que la dejara nuevamente en al zona norte de la Universidad a donde ella ingresó, la noticia ha generado una gran conmoción en la comunidad universitaria y en la sociedad en general.

La Universidad Javeriana, donde María Paula estudiaba Ciencia de la Información, Bibliotecología y Archivística, emitió un comunicado de prensa para referirse al lamentable desenlace de la búsqueda. «A partir de las investigaciones y la búsqueda continua de las autoridades y del personal de seguridad de la Javeriana, se encontró a María Paula sin vida en la zona nororiental de la universidad, que se encontraba, y se encuentra, cerrada por condiciones invernales. Los hechos están siendo investigados por las autoridades correspondientes”, detalló la institución.

Ver twitter de la Universidad Javeriana

La madre de la joven, Francia Olmos, había indicado que su hija se encontraba desorientada y que había hablado con ella el día de su desaparición. Según relató, María Paula había bajado de la estación de Transmilenio de la calle 45 y desde entonces no había vuelto a tener noticias de ella. Aunque se recibieron múltiples llamadas de personas que decían haberla visto en distintos puntos de la ciudad, la Policía señaló que se trataba de engaños para sacarles dinero. La señora Olmos también contó que su hija sufría de depresión profunda recurrente y que debía tomar medicinas. «María Paula no intenta hablar con nadie, no es buena socializando, eso es lo que más nos preocupa», dijo en una entrevista con Semana.

La noticia de la muerte de María Paula Munévar es un triste recordatorio de la importancia de prestar atención a la salud mental y de apoyar a quienes la padecen. La comunidad universitaria y la sociedad en general expresan su solidaridad con la familia y amigos de la joven en estos momentos tan difíciles.