viernes, junio 14, 2024
Actualidad

PAE de Neiva: Polémica e investigada familia manejará más de $14 mil millones

En un reciente movimiento que ha generado molestia y muchas dudas en la ciudadanía, el alcalde de Neiva, Germán Casagua, adjudicó el Programa de Alimentación Escolar (PAE) a la Unión Temporal «Alimentando Neiva 2024». Esta unión está compuesta por tres empresas vinculadas a la familia Obregón, que ha sido objeto de investigaciones por la baja calidad de los alimentos proporcionados donde han tenido contratos. La situación se agrava debido a que Edwin Eduardo Obregón, miembro de esta familia y actual responsable de la socialización del contrato con la comunidad de Neiva, enfrenta acusaciones de intento de abuso a una menor de 13 años.


El contrato, valorado en $14.684.504.935, fue adjudicado a la Unión Temporal «Alimentando Neiva 2024», que fue la única propuesta presentada. Dicha unión está integrada por la Fundación Ecológica y Social La Esperanza, dirigida por José Honorio Ríos Sierra; Nancy Guevara Toledo, actuando como persona natural; y Gran Andina de Comercio SAS, representada por Giovanny Andrés Obregón Guevara. José Honorio Ríos Sierra lidera la unión.


Una revisión detallada revela que Nancy Guevara Toledo es madre de Giovanny Andrés Obregón, configurando así un nexo familiar directo entre dos de las empresas de la unión. Agapito Obregón, esposo de Nancy y padre de Giovanny, es considerado el líder de la familia y de este entramado.
La Fundación Ecológica y Social La Esperanza, otro miembro de la unión y autodenominada sin ánimo de lucro, ha sido señalada por irregularidades en la ejecución de contratos anteriores, incluyendo el suministro de alimentos en la Cárcel La Picota, donde se evidenciaron prácticas perjudiciales para la salud de los internos.


Este conglomerado de empresas, disfrazadas bajo la figura de uniones temporales, incluye a Agapito Obregón, quien previamente manejó contratos con el municipio en áreas como patios y grúas. Tanto la Contraloría como la Fiscalía han iniciado investigaciones tras denuncias de usuarios sobre la pérdida de vehículos inmovilizados.


La familia Obregón, propietaria de múltiples propiedades en Neiva, incluyendo dos hoteles y varios locales comerciales cerca de la Terminal de Transportes, ha extendido su influencia al ganar recientemente el PAE de Villavicencio y competir por contratos en Montería y Florencia (En las próximas horas se define si lo ganan).


Pero la tapa de este entramado lo protagoniza Edwin Eduardo Obregón, hijo de Agapito y Nancy y hermano de Giovanny, capturado en septiembre del año 2019 en un motel de Neiva.


Dice el informe de la Fiscalía que la captura se realizó luego de las llamadas a la línea 123, en las que denunciaban que de una de las habitaciones del motel se escuchaban gritos de auxilio y que la voz era de una niña. Efectivamente cuando la Policía acudió al lugar encontró a Edwin Eduardo Obregón en compañía de una menor, de apenas 13 años, quien aseguró que él la había intentado violar. Edwin fue capturado y llevado a la cárcel, sin embargo, meses más tarde recobró la libertad por vencimiento de términos.


Cuentan los abogados que extrañamente cuando se iban a adelantar las audiencias, la energía o el servicio de energía se suspendía en el Palacio de Justicia. En otras oportunidades el abogado o el mismo procesado pedían aplazamiento argumentando enfermedad, lo cierto es que, pese a que los hechos se registraron en el año 2019, el caso aún no ha sido fallado.


Este contrato marca el comienzo de la administración de Germán Casagua Bonilla, quien prometió «cambio y recuperación para Neiva”, sin embargo, la adjudicación del PAE a «Alimentando Neiva 2024» deja muchos interrogantes sobre la transparencia de esta administración.

Germán Hernández Vera
El principal temor de los corruptos es el periodismo imparcial.