sábado, febrero 24, 2024
Actualidad

Por negligencia de una funcionaria, Neiva no tendrá Oficina del Servicio Público de Empleo

Por culpa de Natalia Ortiz, la exjefa del Centro de Emprendimiento y Generación de Oportunidades, CEGO, hoy asesora del despacho, Neiva perdió la posibilidad de tener una oficina para la prestación de los servicios de gestión y colocación de empleo, una de las promesas y anhelos del alcalde e Gorky Muñoz.


La Unidad Administrativa Especial del Servicio Público de Empleo, mediante Resolución 0544 de 2022, decretó el desistimiento y el archivo de la solicitud que había realizado la Alcaldía de Neiva y lo hizo porque la administración, para el caso representada por Natalia Ortiz, hizo caso omiso a los correos en los que le solicitaban anexar algunos documentos y subsanar algunos errores de forma, una falta garrafal para un municipio con muchas necesidades de empleo y hasta hambre.


Neiva es hoy la segunda ciudad del país con mayor desempleo, 13%, cifra que está por encima de la media nacional, por lo que desaprovechar esta oportunidad es un gran error que nuevamente deja mal parada a esta administración.


Indagando con fuentes del gobierno nacional, indicaron que se decretó el desistimiento por el silencio de la administración a los correos y solicitudes, pero además dejan ver que los escándalos por presuntos hechos de corrupción en el Centro de Emprendimiento y Generación de Oportunidades, CEGO, también pesaron en la decisión.


Recordemos que el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, adelanta una auditoría especial al trabajo adelantado por Natalia, como líder del Centro de Emprendimiento y Generación de Oportunidades, CEGO, quien al parecer -según las denuncias- adulteró registros y utilizó ilegalmente bases de datos para demostrar resultados que resultaron falsos, engañando al alcalde y de paso a todo Neiva.


En poder del SENA está un archivo de Excel donde aparecen centenares de registros con nombres de abogados y enfermeras, entre otros, los que habrían sido utilizados ilícitamente para adulterar las cifras de empleabilidad de Neiva.


Natalia Ortiz, es la esposa del también cuestionado Rafael Sánchez, actual jefe de la Oficina de Internacionalización y Proyectos de la Alcaldía de Neiva, quien recaudó los recursos para la realización de la Media Maratón de Neiva en una fundación cuyas titulares son su mamá y su tía, un hecho irregular que está investigando la Procuraduría.

En la gráfica Rafael Sánchez, el cuestionado jefe de la Oficina de Internacionalización de Neiva.
Germán Hernández Vera
El principal temor de los corruptos es el periodismo imparcial.