sábado, febrero 24, 2024
OpiniónPolítica

¡Alcalde no sea terco! ¡Las vigencias futuras no son para tapar huecos!

“Una persona terca es aquella que se niega a cambiar de opinión sobre una idea o acción que está a punto de emprender, aunque le brinden razones suficientemente lógicas que se pueden corroborar para hacerle notar que se equivoca”. En psicología el terco es quien carece de flexibilidad cognitiva, una habilidad que sólo poseen las personas inteligentes.

Todo lo anterior par entender la actitud obstinada de Gorky Muñoz Calderón frente al endeudamiento de 40 mil millones de pesos, proyecto que ha presentado en cuatro oportunidades al Concejo, sin conseguir su aprobación.

Pues ahora resulta que el alcalde más cuestionado que ha tenido Neiva en toda su historia (no es una exageración), sigue de testarudo y convocó al Concejo a sesiones extras para que estudien, esta vez no un endeudamiento, sino la posibilidad de comprometer vigencias futuras, es decir, gastar ahora para que el próximo alcalde pague.

Una vigencia futura es “la autorización impartida por la asamblea o concejo facultando al gobernador o alcalde para celebrar un compromiso que afecta presupuestos de anualidades subsiguientes”.

Claramente es una práctica muy normal entre los gobernadores y alcaldes del país y lo hacen para ejecutar obras prioritarias, de impacto, no para tapar huecos y menos para financiar las campañas políticas de los amigos (Wilker y Juan Carlos González JC).

De acuerdo con la Ley 819 del 2003, existen dos clases de vigencias futuras: las ordinarias y las excepcionales. la vigencia futura es ordinaria si en el año en que se solicita la respectiva autorización, la entidad cuenta con una apropiación igual o superior al 15 % del valor solicitado y se afectarán presupuestos futuros. Por el contrario, será excepcional si en la vigencia en que se realiza tal solicitud, no se cuenta con apropiación alguna para amparar el compromiso por celebrarse.

La ley 819 de 2003 en su artículo 11 establece en el parágrafo 4. “Sólo podrá versar sobre obras de infraestructura, energía, comunicaciones, aeronáutica, defensa y seguridad, así como para las garantías a las concesiones”. Claramente las vigencias futuras no se pueden pedir para tapar huecos como lo pretende hacer el terco, testarudo y obstinado alcalde de los neivanos.

Le recomiendo a los honorables concejales de Neiva leer la cartilla de la Procuraduría General de la Nación. (https://www.procuraduria.gov.co/portal/media/docs/Cartillavigenciasfuturase-book.pdf) allí pueden encontrar todos los argumentos para negar a Gorky Muñoz comprometer vigencias futuras.

Entregar 20 mil millones de pesos a Gorky Muñoz hoy, es financiar del bolsillo de todos los neivanos las campañas políticas de Wilker Bautista a la Alcaldía y de paso la de Juan Carlos González «JC» a la Gobernación del Huila, candidaturas que no tienen ninguna posibilidad, como se ha visto en los serios sondeos de opinión que han realizado recientemente.

Así la cosas inicia la campaña #NoVigenciasFuturasParaGorky.

Germán Hernández Vera
El principal temor de los corruptos es el periodismo imparcial.