sábado, junio 15, 2024
OpiniónPolítica

Las manzanas del concejal Amín Losada: la coima por apoyar la elección espuria del contralor de Neiva

Los audios son contundentes y aún pueden ser utilizados como prueba para vincularlo al proceso penal. Su capital creció extrañamente desde el momento en que votó positivo en la ponencia del alumbrado. Pasó de tener un apartamento pequeño en el norte de Neiva, a una casa inmensa en un condominio y de un automóvil modesto a dos supercamionetas. Ahora negocia lotes con los que se lucra y de paso hace política. Esta es la historia de Amín Losada, el concejal de las manzanas.

Le pregunta el concejal Amín Losada al destituido y procesado excontralor de Neiva, José Hildebrand Perdomo Fernández.

Amín Losada: «Tenía una duda referente al tema de las manzanas, ¿eso es después de que hayamos hecho todo?»

Hildebrand Perdomo: «Sí, señor, sí, señor, eso está sincronizado también.»

Amín Losada: «Que no lo vaya a dilatar el otro personaje, por favor.»

Hildebrand Perdomo: «No, señor, fresco que de eso me encargo yo, no se preocupe.»

Amín Losada: «Ah, bueno señor, entonces listo. Yo le agradezco mucho que esté haciendo ese ejercicio para no perder…. Ay, estuvimos muy de frente para que eso de la personería no se dilatara y por fin ya terminamos.»

Hildebrand Perdomo: «Sí, señor.»

Esta conversación cobra vigencia a propósito del inicio de la audiencia preparatoria al inicio del juicio (20 de febrero próximo) dentro del caso que adelanta el Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Neiva por la espuria elección de Hildebrand Perdomo Fernández como Contralor de Neiva y de Heidy Lorena Sánchez como Personera del municipio. En el caso están procesadas 15 personas: Hildebrand, Heidy, el empresario Rened Cantillo (el hombre del maletín), algunos exfuncionarios de la Universidad Surcolombiana (los encargados del concurso) y nueve concejales, entre ellos, de manera extraña, no está Amín Losada.

Cronograma de la audiencia preparatoria llevada a cabo por el Juzgado 04 Penal del Circuito con función de conocimiento en el caso adelantado por la espuria elección de Hildebrand Perdomo Fernández como Contralor de Neiva y Heidy Lorena Sánchez Castillo como Personera Municipal de Neiva.

Y digo «extrañamente» porque el audio, además de ser contundente, está dentro de las más de tres mil llamadas interceptadas legalmente por la Fiscalía, las cuales sirvieron de prueba para capturar a los hoy procesados.

Frente al audio, me surgen algunas preguntas: ¿Por qué, si existe un audio tan comprometedor, Amín no hace parte de los concejales procesados? ¿A qué se refiere el concejal Amín cuando habla de «manzanas»? ¿Por qué el concejal Amín y el entonces candidato a la Contraloría hablan en clave? ¿Podría la Fiscalía vincularlo en este momento?

Con el apoyo de un técnico experto de la Fiscalía (que pidió no revelar su identidad), nos dimos a la tarea de establecer si los interlocutores en el audio son Amín Losada y el destituido y procesado Hildebrand Perdomo. El experto también analizó los términos de la comunicación evidentemente cifrada.

Según el perito, de acuerdo con su experiencia: «Las ‘manzanas’ de las que habla Amín son dinero en efectivo, es decir, la coima por apoyar la elección del destituido contralor Hildebrand… Cuando Amín pide que “el otro personaje no lo vaya a dilatar”, se refiere a Rened Cantillo, el empresario conocido en el proceso como ‘El hombre del maletín’, quien le contó a medio Neiva que fue él quien puso la plata para torcer conciencias y lograr la ilegítima elección de Hildebrand como Contralor y de Heidy como Personera de Neiva. Para el experto consultado no queda duda de que la voz del audio es la de Amín y que la llamada cifrada, es decir, la comunicación en clave, es la demostración de un ilícito

Analizando el material que reposa en el expediente, nos encontramos con otro audio. En este, Amín Losada se refiere al entonces concejal de la Alianza Verde, Mateo Trujillo, en términos despectivos y grotescos, por no prestarse y poner obstáculos para la elección torcida de Hildebrand.

Hildebrand Perdomo: … Empecé por aquellos que sumercé, coincidimos, hay algunas dudas, con ellos empecé, y hasta ahora la cosa va bien. Ya me dijeron que el amigo Mateo quiere moverse, atravesarse y pensar en otro candidato…

Amín Losada: Me tiene mamado ese hijueputa…

Hildebrand Perdomo: Sí, hay cosas, pero en la medida en que todos estemos sincronizados… Qué les he dicho a todos, apreciado concejal. Lo que yo necesito es que usted me ayude en lo siguiente. Esa sesión debe ser algo muy ágil, muy rápido, sin dilatar, sin permitir que dilaten, avanzar rápidamente en el tema, ojalá las intervenciones sean puntuales, lo que es ta-ta-ta, y si sale una idea o una oposición, de una vez dos o tres llegan, atacan, dan sus argumentos y vamos avanzando rápidamente para evitar que se genera un debate que da vueltas y vueltas y no avanza.

Amín Losada: Lo que hicieron con el hijuepucha personero que terminaron en lo mismo.

Hildebrand Perdomo: Exacto, exacto, exacto, eso fue lo que les dije yo, lo que les he dicho, lo que no quiero es que con tantas largas y con tanto debate, y tal, entonces empiezan: que no, que conformemos una comisión, que no que llamemos aquí al fulano, no, esas largas y ese debate así tan alargado no es conveniente…»

Estos audios y otros en los que dialogan en clave Hildebrand y Amín están incluidos en el proceso (Folio 2.534), el cual aún puede ser analizado y verificado por la Fiscalía para determinar si existen o no méritos para abrir una investigación formal contra el concejal Amín Losada, hoy precandidato a la Alcaldía de Neiva por la Alianza Social Independiente, ASI.

Consultamos a un experto penalista y aseguró que, de oficio, la Fiscalía tiene que entrar a analizar este artículo y hacer la correspondiente verificación del audio.  

Si encuentra méritos (que existen de sobra), podría abrir un proceso paralelo al que actualmente se adelanta contra los otros procesados en el caso de la torcida elección de Personera y Contralor de Neiva.

La ponencia de alumbrado, la bendición para Amín

La vida de Amín Losada se partió en dos, para bien de él, cuando en el Concejo de Neiva lo nombraron ponente del proyecto que posteriormente concedió facultades al alcalde Gorky Muñoz para la creación de una empresa de servicios públicos mixta, la cual está manejando el jugoso contrato de alumbrado de la ciudad por 15 años. Esto ocurrió en diciembre de 2020, y desde entonces, las finanzas del concejal Amín han crecido sustancialmente.

Para entender un poco más lo bien que le ha ido a Amín, miremos las cuentas.

Un concejal de un municipio de la categoría de Neiva gana por sesión $530.000, pero les descuentan el 10%, es decir, $53.000. En total, reciben por sesión la suma de $477.000.

En el año, tienen derecho a 150 sesiones ordinarias y 40 extraordinarias, para un total de 190. Todo esto indica que un concejal de Neiva se gana al año $90.630.000, lo que equivale a un promedio mensual de $7.552.500.

Tabla de honorarios para concejales según categoría del municipio.

Y todo lo anterior, para entender las cuentas y lo bien que le ha ido a Amín. Él pasó de vivir en un pequeño apartamento en un conjunto del norte de Neiva (cerca de Coca-Cola), a una casa cómoda en el barrio Los Andaquíes y, recientemente, a una vivienda lujosa en el condominio Jacaranda (Calle 21 sur 21-90); una casa muy amplia en el conjunto más completo del sur de la ciudad de Neiva.

En sus inicios como concejal, andaba en moto, luego en un modesto vehículo Renault, pero después de la ponencia positiva del proyecto de alumbrado, pasó a la supercamioneta Toyota, de esas que milagrosamente compraron casi todos los secretarios de despacho de Gorky y algunos concejales amigos de la administración. También le compró una a su esposa y socia.

Condominio Jacaranda en Neiva

Las personas más cercanas al concejal Amín aseguran que efectivamente «le ha rendido», que ahora tiene recursos de sobra para tener un equipo robusto que lo asesore en comunicaciones e imagen. En diciembre repartió algo más de 50 mil regalos en los barrios de Neiva e incluso ahora pauta con cierta regularidad en medios de comunicación, como el Diario La Nación, donde compra páginas enteras para que le hagan publireportajes o entrevistas donde él define qué le pueden preguntar. En el Concejo también le han visto el cambio: Amín ahora compra ropa de marca e incluso se ha mandado a hacer algunas cirugías para mejorar su robusta imagen.

Pero no todo es para él. A su esposa, Luz Karine Palencia Sánchez, le compró una camioneta y hasta le montó una fundación, de esas «sin ánimo» (no sinónimo) de lucro, para contratar proyectos sociales y obras filantrópicas, tal vez preparándola para cuando sea primera dama. Se trata de la Fundación Integral «UNETEAMÍ», cuyo objeto es muy amplio, es decir, que esta fundación puede hacer prácticamente de todo, desde vender comida hasta realizar complejas auditorías. También hacen parte de la fundación Lyda Yasmín Martínez León y Oscar Mauricio Losada Cortés, dos familiares de Amín.

Como se puede observar, se trata de una famiempresa, de esas que les encantan a los políticos.

Los socios de Amín

Hacer política con la necesidad de la gente es una estrategia efectiva para conseguir votos. Así lo hizo Gorky Muñoz (actual alcalde de Neiva), ilusionando a los más pobres con su proyecto de vivienda denominado “Fronteras del Milenio”, que despegó muy a medias, dejando a la gran mayoría de incautos (los que dieron varios millones por un lote) ‘vestidos y alborotados’ y pagando arriendo.

Pues todo indica que Amín entendió que ese es el camino. Con la ayuda de “amigos inversionistas”, también conocidos como “empresarios de alto riesgo”, anda comprando terrenos y ofreciendo a sus electores programas de vivienda.

La estrategia consiste en comprar terrenos suburbanos o semiurbanos, es decir, fincas cercanas al casco urbano de Neiva, las que luego, como por arte de magia, se convierten en urbanas. En ese momento, dividen las grandes fincas en pequeños lotes de 6 metros de frente por 12 de fondo, y los venden a los más necesitados, con la ilusión de que pronto llegarán los servicios públicos (difícilmente llegan).

Uno de esos socios, hoy candidato a suceder a Amín en el cargo de concejal, es Andrés Felipe Almario Cardozo, conocido en el bajo mundo (es bajito de estatura) como “Pipe banana”.

Almario Cardozo es el representante legal de Solvivienda SAS, una empresa que nació a mediados del año pasado (tiene apenas 5 meses de constituida), con un capital de solo 5 millones de pesos, para comercializar un lote de terreno localizado vía al corregimiento de El Caguán (zona rural de Neiva) que tiene un valor cercano a los 16 mil millones de pesos. La sede de Solviviendas SAS queda en el barrio Las Granjas de Neiva, la misma casa donde “Pipe banana” vive con su familia y donde dicen con el mayor descaro que los lotes son del concejal Amín y que hay que apoyarlo (supongo que electoralmente) para que los mismos salgan más económicos.

Recordemos que Andrés Felipe Almario Cardozo fue funcionario de la Alcaldía de Neiva, cuota de Amín en el gobierno de Gorky. Si quiere conocer más detalles de este “emprendedor de baja estatura y grandes aspiraciones”, le recomiendo leer este artículo: https://diariodelhuila.com/pipe-banana-otro-gorky-para-neiva/.

Otro amigo emprendedor

Se trata de Miguel Iván Quintero Molina, quien junto con el concejal Amín Losada, compró en enero del año 2022 otro lote en el corregimiento de El Caguán denominado San Isidro, identificado con el folio de matrícula inmobiliaria número 200-285601 de la Oficina de Instrumentos Públicos de Neiva y avaluado comercialmente en algo más de 4.000 millones de pesos.

Pero el lotecito les resultó con problemas, o mejor dicho, por no hacer las cosas bien, se les enredó el negocio. El lote San Isidro había sido vendido por Maribel Betulia Durán Villareal a Teodulfo Lara por la suma de 450 millones de pesos, es decir, mucho menos de la mitad del valor comercial, por lo que la transacción fue objeto de demanda por “lesión enorme”, solicitando además una medida cautelar (embargo), es decir, que con ese lote no pueden hacer nada por ahora.

Miguel Iván Quintero Molina, quien junto con Amín compró el lote, es representante legal de la sociedad Quimol Ltda. y en algunas ocasiones actúa como intermediario de una sociedad denominada Arquitecto Huilense, cuyo registro no aparece en la Cámara de Comercio. En este enredo también nos enteramos que al comisionista, quien propició el negocio, no le han pagado la respectiva comisión.

Y hablan de otros “socios empresarios” como Bladimir Bonilla, más conocido como El Wason. -¿Por qué será que todos los amigos y socios de Amín tienen alias?- Bonilla es muy cercano al Concejal Amín, es su hombre de confianza, a quien delega para hacer los negocios.

Interesante crecimiento económico y social del concejal y precandidato a la Alcaldía de Neiva, Amín Losada, a quien ahora llaman el “El concejal de las manzanas”, el político ‘emprendedor’ que hizo parte del gorkismo hasta la ponencia del alumbrado y que ahora se rasga las vestiduras pidiendo que no voten por un endeudamiento propuesto por el alcalde Gorky Muñoz. En fin, la hipocresía o simplemente una nueva forma de hacer política.

Un dato para terminar. Uno de los funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía, CTI, que investigó el caso de la irregular elección de contralor y personera de Neiva, es ahora funcionario de la Alcaldía de Neiva, cuota de Amín Losada.

Germán Hernández Vera
El principal temor de los corruptos es el periodismo imparcial.