martes, mayo 21, 2024
Opinión

Bahamón, una oportunidad de oro para el Huila

Hace 13 años el departamento del Huila logró lo inimaginable, destronar a Antioquia como el primer productor de café del país y eso lo consiguió gracias al trabajo consagrado de los 34 comités municipales, del Comité Departamental y, por su puesto, al tesón de las más de 83.000 familias cafeteras que hoy son muestra de resiliencia, superación a la adversidad y mucho trabajo.

El más reciente informe de la Federación Nacional de Cafeteros (último Congreso Cafetero), ubica al Huila con el 18,13% de la producción nacional, seguido por Antioquia y Cauca. En número de Unidades Productivas Cafeteras, es decir caficultores, se pasó de 12,6% a 15.3%, un importante repunte que ayuda a seguir ampliando la brecha, lo que significa que cada día es menos probable que el Huila pierda este primer puesto en producción del grano.

Y en ese crecimiento hemos visto buenos ejemplos. Cafeteros comprometidos y visionarios que no solo le están apostando al cultivo del café, también a la calidad, incluso a la transformación del producto, caso algunos cafeteros de Bruselas (Pitalito), el de mayor producción del Huila. Como vemos se trata de un proceso con muchos y grandes logros del que debemos sentirnos orgullosos, aunque no nos podemos descuidar, por el contrario, tenemos que fortalecer para que el grano siga siendo motor de desarrollo.

Y en este contexto hoy el Huila tiene una oportunidad de oro para seguir avanzando y creciendo como departamento, reduciendo esa pobreza extrema que tanto nos afecta y creando empleos de calidad que nos catapulten como esa potencia que desde hace mucho deberíamos ser. Tenemos buenas tierras, excelente mano de obra de nuestros campesinos y campesinas, un camino recorrido con muchos éxitos, entonces lo único que necesitamos es un nuevo liderazgo, una nueva visión, tal vez más fresca, joven y competente, que complemente y le dé un nuevo ritmo al trabajo realizado.
Y es en este punto donde entra el nombre de Germán Alberto Bahamón, el huilense que está en la terna para designar nuevo gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, de la que también hacen parte Sandra Morelli y Santiago Pardo Salguero, dos profesionales que, como Bahamón, tienen todos los méritos para ocupar el cargo.

Pero hablemos del que le conviene al Huila. Germán Bahamón es Ingeniero de Producción Agroindustrial, especialista en Mercadeo Estratégico, con más de 20 años de experiencia en alta gerencia y con resultados destacados.
Un ejemplo, el más reciente de la carrera laboral de Bahamón. Apple Colombia pasó de tener una participación en el marcado de $890 mil millones (año 2018) a $2.1 billones en 2023, un resultado que confirma su capacidad gerencial. Germán Bahamón laborará en Apple hasta el próximo 15 de abril -según me dijo- una decisión que tomó hace varios meses, incluso antes de pensar en aspirar a la Federación de Cafeteros.
Pero muchos dirán que una cosa es vender tecnología de la calidad de Apple y otra, pepas de café. Pues les cuento que Bahamón no es ajeno al negocio. Él se autocalifica como “cafetero de tercera generación” y lo refuerza con el trabajo adelantado en “Zuluaga Coffee”, su marca que lleva el nombre del corregimiento del municipio de Garzón donde está localizada la finca. Bahamón cultiva café desde hace varias décadas, pero además se le midió a la transformación del producto hasta llevarlo al consumidor final, lo que necesitamos que hagan todos los caficultores para que la rentabilidad sea mayor.

Bahamón es trabajador y eso le ha permitido estar al frente de grandes marcas como Alquería, Kimberly-Clark, Sony, Sony Ericsson y recientemente en Apple, donde definitivamente la sacó del estadio.
Y le sumo un punto que, en lo personal, es muy importante. Germán Bahamón no tiene rabo de paja (cero investigaciones, cero escándalos, una hoja de vida intachable).
En una reciente charla le pregunté sobre su propuesta para los cafeteros y cafeteras del país y me habló de la “Unidad como garantía de fuerza para resolver problemas” y tiene mucha coherencia. Solo alguien que no divida, con experiencia gerencial probada y con conocimiento desde el campo hasta los mercados internacionales, puede ofrecer esas garantías a las familias cafeteras.

También me llamó la atención su interés por apoyar los procesos de titulación de tierras, una política muy ‘petrista’ que es básica para que los pequeños caficultores puedan acceder a créditos y beneficios.
Me habló de la “industrialización en las regiones”, de la cadena de transformación, es decir llevar el café de la finca a la taza para generar más ingresos que mejoren, en términos reales, las condiciones de vida de las familias campesinas. Y finalmente se refirió al relevo generacional, la educación cafetera para que los jóvenes de hoy se apropien del negocio y se conviertan en los productores del mañana.

En lo personal veo en Germán Bahamón la oportunidad de oro para el Huila y para Colombia. A él le han estado endulzando el oído para que aspire a la alcaldía de Neiva y no dudo que sería un gran alcalde, pero la verdad prefiero verlo liderando el gremio cafetero, un cargo donde podrá aportarle, no solo a Neiva o el Huila, sino a todo el país cafetero.

Adenda: Para tranquilidad del asustado Casagua, Bahamón me confirmó que así no logre llegar a la gerencia de la Federación Nacional de Cafeteros, no aspirará a ningún cargo de elección popular en la presente contienda.

Germán Hernández Vera
El principal temor de los corruptos es el periodismo imparcial.