miércoles, mayo 29, 2024
Opinión

El “peaje” de la Secretaría de Cultura de Neiva

  • ¿Cuánto le tengo que dar para que me dé el contrato?
  • “Lo que diga el divino niño”- y señalaban la imagen del pequeño, con sus brazos levantados al cielo, mostrando sus manos abiertas.

Pues esto se convirtió en mito, en cuento del pasado, gracias a las mañas y artimañas de muchos (casi todos) los actuales funcionarios de la Alcaldía de Neiva, para quienes la coima por contrato y trámite, por pequeño que sea, pasó del 10 al 30%, (claramente todo ha subido y tocó cambiar la imagen del Divino Niño por la de un pulpo).

Así lo denuncian diariamente contratistas, gestores culturales, comerciantes y hasta vendedores ambulantes, todos cansados de la desfachatez de los funcionarios, y tal vez lo peor, de la ausencia de las ‘ías’ (léase Fiscalía, Contraloría y Procuraduría), entidades que parecieran ignorar la realidad que padecen la mayoría de los ciudadanos neivanos.

Pero al grano, como dijo el dermatólogo. Hoy el homenaje es para la secretaria de Cultura, Marieta Trujillo, a quien cariñosamente le dicen “Marioneta”.

Ella llegó al cargo acompañada de su más cercano grupo de amigos, entre los que se destacan, por avispados, Martin Alejandro Cortes Salazar, también conocido como “El Titeretero”; (lea nota anterior https://acortar.link/5A6m2C) Magda Beatriz Losada, ex tesorera del municipio (tiene sus pecados); Lucy del Carmen Prada Artunduaga, hermana de Álvaro Hernán (el magistrado del Consejo Nacional Electoral) y Chucho Tajada (con A), ex secretario de Deporte municipal, a quien ya hicimos su propio homenaje (https://www.germanprensa.com/opinion/chucho-tajada-con-a-y-la-embilletada-de-los-secretarios-de-gorky)

Gracias a ellos es que todo el sector cultural de Neiva está pasando por un mal momento. Muchos de ellos viven de las fiestas y hoy tienen que pagar peaje para que los dejen trabajar o simplemente tienen que regalar su trabajo.

Dialogamos con ellos y califican como “caótica” la convocatoria pública para los diferentes eventos del festival del bambuco. Gracias a “Los avispados de Marieta” bajaron los incentivos a los artistas, aumentó la contratación de coordinadores, asesores del coordinador, apoyos al asesor y apoyo al apoyo, muchas corbatas que llevó a la administración a comerse la platica que era del sector cultural. Es tal el descaro que las coimas para poder trabajar en la versión 62 del festival, se pagan en un reconocido casino de Neiva, de donde no sale un funcionario de planta que tienen problemas con el juego (es ludópata).

Claro está que el peaje de la secretaria de Cultura de Neiva no siempre es dinero, también hay tráfico de influencias, favores políticos, favorecimiento por amistad, entre otros.

Unos ejemplos: Desde hace una semana se tenía conocimiento que la reina del certamen “Herederos de la tradición” era la hija de Adriana Covaleda, muy de los afectos (léase consentida) de Mustafá Muñoz. En esta elección uno de los que quedó más enojado fue Chucho Tajada, a quien le dolió que su hijo, quien por primera vez estaba bailando reina, no ganara.

También fue de público conocimiento la pataleta del señor alcalde (Mustafá), cuando su candidata no gano en el corregimiento del Caguán, y de inmediato, con el fin de resarcir ‘el error’ y quedar bien con el jefe, destituyeron a la elegida candidata de Las Ceibas-EPN para cederle el espacio.

Dicen en los corrillos del parque de la música “Fula..nito y peren..cejito” que ella será la señorita Neiva 2023-2024, lo que desde ya -les anuncio- generará dos problemas mayúsculos: El primero con el juramento que Marioneta hizo a su mejor amigo, Camilo Lebrón, de escoger su reina, y el segundo, la promesa que le hizo Jesús Tajada (con A) a Jarvi Sierra de otorgar la corona a su candidata. Pero donde manda capitán no manda marinero y seguramente la ganadora será la que diga Mustafá.

Volvamos a Martín, asesor espiritual de la secre, (quemando palosanto para la limpia y “juanita” para la toma de decisiones) a quien la secre le obsequio (fue todo un regalo) el manejo absoluto de los eventos “Neiva Song” y el “Festival Neiva territorio Rock”. Adicional lo premió eligiendo su canción “Sáquelas a bailar” como tema del festival, con retribución en efectivo por la composición, más el costo de la producción (obviamente en cuerpo ajeno para que no se viera tan feo) y un sin número de contratos como asesor, community manager, diseñador grafico, profesor musical, coordinador, diseñador de trajes típicos, presentaciones de su grupo musical, artesano, creador de la tarima oficial del parque de la música, y la cereza del pastel, la condecoración Diego de Ospina y Medinilla, categoría Oro en merito cultural. Definitivamente este Martín es el hombre orquesta.

Pero hay más: Al mejor estilo de Camila Mercedes Ortega, la inhabilitada secretaria privada, nuevamente sale a flote el tráfico de influencias en la alcaldía, delito de corrupción que incluso está sancionado con pena privativa de la libertad. Claramente en esta administración eso comprar Toyota y tener novia(o) así esté casado(a) no es problema. Tampoco ir en contravía de Mustafá y no apoyar a Wilker en su aspiración a la Alcaldía de Neiva (Si así fuera, el alcalde Mustafá despediría al 90% de su gabinete). ¿O será que Gorky ya se reunió con Casagua al ver que su candidato Wilker, acusado por peculado y falsedad en documento público no despegó?

Pareciera que el primer compromiso fue poner a disposición de Casagua el Festival municipal de San Juan y San Pedro. Claramente Marieta y su escudero han direccionado la contratación para fortalecer a su amigo Casagua. En cultura dicen: “La pulpa es para Acciones por Neiva y el hueso para Primero la Vida”.
La política es dinámica y en esta administración todo es posible, por eso nada debe sorprendernos.

Germán Hernández Vera
El principal temor de los corruptos es el periodismo imparcial.