jueves, febrero 22, 2024
Opinión

La soledad de Gorky

Dicen que cuando los roedores huelen que una tragedia se cierne sobre el barco que han ocupado para alimentarse, inmediatamente lo abandonan, con lo que anuncian a la tripulación que un grave peligro está por suceder, es decir, que se va a hundir.


¿Frase premonitoria? Dejémoslo en un símil de lo que está pasando en Neiva, donde ya se empiezan a oficializar las renuncias, la salida de los que otrora rendían pleitesía y permanecían detrás del alcalde, aplaudiendo su débil gestión y defendiéndole, a capa y espada, en todos los escenarios.


Ya se acabaron las invitaciones para el alcalde, los costosos regalos para su cumpleaños, los asados en su honor y las fiestas privadas en fincas clandestinas para que se divirtiera a su estilo (con todos los juguetes).
Y todo tiene que ver con lo que las abuelas llaman “entrar en desgracia”. El alcalde Gorky Muñoz pasa por su peor momento, acosado por las deudas, investigado por la justicia y en la más grande soledad.


Gorky está pendiente de la segunda instancia en un proceso judicial que lo podría enviar a la cárcel. También está capoteando el escándalo por un millonario préstamo (3.500 millones de pesos), dineros que no se sabe en qué invirtió, pero que se cree utilizó para comprar votos. Tal vez lo que más le duele hoy es no tener el control que tuvo sobre el Concejo, razón por la que no le aprobaron y no le aprobarán un endeudamiento por 40 mil millones de pesos, dinero que evidentemente necesita “cumplir compromisos”, entre estos intentar pagar los 3.500 millones a punta de contratos y cancelar las abultadas sumas de dinero que le cobran los abogados para defenderlo de los muchos chicharrones que hoy enfrenta.


Y es que todo lo que Gorky toca se enfría o se apaga y eso lo confirmó personalmente. El propio mandatario pagó una encuesta para establecer cómo estaba la favorabilidad de sus candidatos (Wilker Bautista como plan A y Jorge Andrés Gechem como plan B) y de paso preguntar cómo estaba su propia imagen.


Los resultados no podrían ser peores. Del otrora alcalde popular al que la mayoría quería, adoraba y rendía pleitesía, ya no queda nada. El 70% de los neivanos encuestados calificó esta administración como nefasta, como la peor que ha tenido Neiva, y eso que la encuesta la pagó el propio alcalde. No me quiero imaginar los resultados de un sondeo realizado por una empresa independiente.


Como vemos son tiempos difíciles para el alcalde Gorky Muñoz, quien ante la baja popularidad personal tiene a sus candidatos de capa caída, sin ninguna posibilidad de sucederlo en el cargo. En la intensión de voto el candidato Wilker Bautista apenas llega a un tímido 3,7 (quinto puesto), mientras que Jorge Andrés Gechem apenas logra aparecer en la encuesta con un 2.5% (9 puesto). En la campaña a Gobernación las cosas son peores. El candidato del alcalde es el poco célebre Juan Carlos González (el de los audios que incriminan al alcalde). Pues si a Wilker y Géchem les va mal, este no tiene nada qué hacer. En la encuesta figura de último (entre 13 candidatos) con apenas el 0,3%, es decir, lo está apoyando la mamá, el papá y la esposa (todo indica que ni la amante -si la tiene- lo apoya).


Como vemos el alcalde Gorky no está pasando por el mejor momento, como diría mi abuela, víctima de sus propios males. Lo utilizaron y lo abandonaron a su suerte y si por esas cosas de la vida llega a terminar preso (la posibilidad es alta), seguramente la soledad será peor.


Y para rematar reaparecieron los centenares de huilenses que confiaron en él y en su proyecto Fronteras de Milenio, quienes votaron por él con la esperanza que como alcalde les cumpliera con sus casitas, sin embargo, de esto sólo promesas y nada de nada, por lo que las denuncias por incumplimientos empiezan a crecer.


“Víctima de su propio invento” Gorky se está quedando solo, terminando de paso con su carrera política, con el gorkismo y de paso con Neiva.

Leave a Response

Germán Hernández Vera
El principal temor de los corruptos es el periodismo imparcial.