viernes, julio 12, 2024
Opinión

Los contratistas del “Contralor maltratador”

Andrés Felipe Venegas, el contralor del Huila, no solo le pega a las mujeres, también le pega al presupuesto de la mayoría de municipios del Huila y lo hace por intermedio de empresas que manejan varias personas allegadas, entre las que se encuentra su mejor amigo, la pareja de su mejor amigo, el cuñado y hasta una ex que ahora terminó siendo socia, pese a que en algún momento también fue víctima de maltrato (todo por la plata).

La jugada es perfecta. Si usted como alcalde contrata (cualquier cosa) con los recomendados del contralor, pues se evita esas engorrosas auditorías, esa maluca vigilancia que genera trabas y que literalmente no deja trabajar.

Una de las empresas “bendecidas y afortunadas” se identifica en Cámara de Comercio como Consultoría y Servicios Legales Especializados, S.A.S Conseles, hoy SAPIENTIA CONSULTORES S.A.S. cuya representante legal es Kely Johana Rojas Rivera, la ex de Andrés Felipe Venegas y socia de picardías.

Conseles o Sapientia Consutores tiene contratos en varios municipios del Huila, casi todos de menor cuantía (contratación a dedo, como más les gusta), en la mayoría con un objeto bien particular: “Prestación de servicios profesionales especializados para apoyar y asesorar jurídicamente los procedimientos precontractuales, contractuales y poscontractuales que adelante el municipio…”

En palabras menos enredadas, la empresa se encarga de revisar todos los procesos de contratación para que la Contraloría, al momento de hacer auditorías, no encuentre pecaditos, aunque la verdad con la simple entrega del contrato ya se evitan el maluco acoso de la Contraloría.

Sapientia Consutores, gracias a la mediación del señor maltratador, hoy “apoya y asesora jurídicamente” toda la contratación de la Alcaldía, la ESE y las Empresas Públicas de Palermo, entre otros contratos. En este orden de ideas ¿para qué auditar si ya revisaron todo?  (Ver facsímil contrato Palermo).

Indagamos un poco más sobre esta empresa. Su sede principal es una pequeña oficina en el Edificio Las Américas de Neiva, donde dicen funciona un “bufete de abogados”, aunque realmente opera la fachada del contralor maltratador, representado por Kely Johana Rojas Rivera.

Pero el contralor maltratador tiene claro que para progresar es necesario diversificar y de paso ayudar a los amigos (podrá ser maltratador, pero es buen amigo).

El otro contratista es Juan José Rodríguez Manchola, amigo de bien atrás del contralor (se conocen desde niños), de profesión Contador Público, quien tiene su centro de operaciones en otra muy pequeña oficina (casi un garaje) localizado al lado de la iglesia del barrio Campo Núñez.

A sus escasos 31 añitos, Rodríguez Manchola ya tiene montado, junto con su cuñado y una prima, un emporio de empresas que pueden hacer de todo, desde el suministro de computadores y papelería, pasando por la confección y venta de uniformes o la limpieza de cañerías, hasta complejas obras civiles.

Para contratar utilizan la figura perfecta, el “Consorcio”. Identifican el contrato, buscan entre los amigos una empresa que en su objeto tenga lo requerido, se asocian y lotería, claro está, previo a esto viene la “bendición” del contralor maltratador, a quien milagrosamente se le abren todas las puertas de las alcaldías.

Consorcios Ducon, Andur, Alout, Juandal, Arcon, son el común denominador en las contrataciones de Aipe, Baraya, Isnos, La Argentina, Guadalupe y Suaza, entre otros municipios del Huila, aunque nos cuentan que también traspasaron fronteras y están contratando en departamentos vecinos (mago el contralor maltratador).

Los que firman los contratos son: Alba Yaneth Manchola (prima de Juan José), Ramiro Dussan (cuñado, hermano de su pareja, Tatiana Dussan) y claro, el propio Juan José Rodriguez Manchola, el amigo personal del contralor maltratador.

Encontré contratos con multiplicidad de objetos. En Isnos suministro de computadores y mantenimiento de obras civiles. En Aipe de todo. En La Argentina suministro de computadores. En Palermo suministro de computadores, uniformes, obras de alcantarillado por $600 millones y $190 millones más para adecuación de espacios lúdicos. También venden muebles y hasta contratan maquinaria amarilla.

Como vemos, estamos frente a jóvenes emprendedores que hoy son exitosos gracias al contralor maltratador y dicen que también a un Diputado, el mismo que por estos días prefirió callar y pasar de agache, para no tener que hablar de su amigo maltratador.

De Juan José Rodríguez Manchola también nos cuentan que estuvo muy activo la mañana siguiente a la golpiza que Andrés Felipe Venegas le propinó a su expareja, buscando a los celadores y al administrador del Condominio Santa Ana, para ver si era posible que los videos de las cámaras de seguridad “desaparecieran”. También lo vieron rondando la Sijín, tratando de “mediar” con los investigadores.

Juan José Rodríguez Manchola además de ser amigo del contralor maltratador es muy cercano a Sarahay Rojas, la exsecretaria de Hacienda de Neiva (alcaldía de Rodrigo Lara Sánchez), hoy secretaria de Gobierno de Bucaramanga, investigada por unos audios donde amenaza a todos los secretarios de despacho, indicando que la contratación la maneja “ella y solo ella”. Dios los hace y ellos se juntan, diría mi abuela.

En una segunda entrega les contaré otras pilatunas del contralor maltratador y las empresas de sus amigos, ojalá con la buena nueva de su renuncia.

Germán Hernández Vera
El principal temor de los corruptos es el periodismo imparcial.