martes, mayo 21, 2024
Opinión

Robo y agresión contra periodista en Neiva… ¿Y dónde está el alcalde?

En una sociedad que aún lucha por la seguridad y la justicia para todos, se conoce la terrible historia de Mayerly Murcia, valiente periodista de Caracol Radio en Neiva,  víctima de un acto deleznable que nos obliga a reflexionar sobre el estado de nuestra ciudad y la responsabilidad de quienes deben proteger a sus habitantes.

Los hechos ocurrieron en las primeras horas del 10 de abril de 2024, cuando Mayerly se disponía a iniciar su jornada laboral. Saliendo de su residencia en el barrio El Limonar, fue abordada por cuatro individuos armados, encapuchados y desalmados que, con total desprecio por su integridad, la amenazaron y despojaron de sus pertenencias. Más allá del valor material de lo sustraído, lo que estos criminales arrebataron fue su seguridad, su tranquilidad y su dignidad.

Para destacar el coraje de Mayerly, quien, a pesar del shock y la angustia, decidió dar la cara y denunciar este acto aberrante ante las autoridades. Sin embargo, la indignación crece al conocer que la gerente de Caracol Neiva inicialmente le negó la posibilidad de hacer pública su denuncia en la emisora, evidenciando una falta de empatía y solidaridad que resulta inaceptable en un medio de comunicación que debería ser un bastión de la defensa de los derechos humanos.

Pero la negligencia no termina ahí. Lamentablemente, nos encontramos con la inoperancia del alcalde de Neiva, Germán Casagua, cuya falta de acción y atención en materia de seguridad ciudadana es desastrosamente evidente. Mientras los neivanos sufren la más terrible inseguridad en las calles (robos, atracos, hurtos a residencias y atentados terroristas de los cobradores de extorsiones)  él parece más interesado en disfrutar de la vida nocturna en discotecas, conciertos y catas de vino (todo lo anterior me consta). Es hora señor Casagua que asuma su responsabilidad y trabaje incansablemente por el bienestar de todos los ciudadanos, en lugar de seguir de rumba, de continuar lamentándose por el pasado mal gobierno y excusarse de haber encontrado “la olla raspada”.

La valentía de Mayerly al alzar su voz debe ser un llamado a la movilización ciudadana, a exigir justicia y seguridad para todos. No podemos permitir que hechos como este queden impunes ni que las víctimas sean revictimizadas por la indolencia de quienes deberían protegerlas. Es hora de unirnos como sociedad y exigir un cambio real, acciones concretas y un compromiso firme por parte de nuestras autoridades.

En este sentido, instamos a la ciudadanía a levantarse contra la impunidad, a respaldar a Mayerly en su lucha por la justicia y a exigir a las autoridades que cumplan con su deber de proteger a los ciudadanos. Neiva merece ser una ciudad segura y digna para todos sus habitantes, pero solo lo lograremos si el alcalde decide empezar a gobernar. Recordar a los neivanos que la Revocatoria del Mandato (Ley 134 de 1994) también es una alterativa para sacar del gobierno al alcalde que no cumpla con sus funciones.

#NiUnaMas #NeivaSegura #NoMásImpunidad

Germán Hernández Vera
El principal temor de los corruptos es el periodismo imparcial.