sábado, febrero 24, 2024
Opinión

Serna, una vergüenza para el Partido Liberal y para Neiva

Por: Carlos Oyola

Autor: Carlos Oyola

Neiva, la cálida y hermosa ciudad que me vio nacer, ha sido a lo largo de la historia testigo implacable de muchos sucesos políticos, algunos positivos, otros no tanto, siempre protagonizados por personajes que han dejado huella, lamentablemente no siempre positiva.

Es el caso del concejal de “moda” Alejandro Serna, elegido por voto popular con el aval del Partido Liberal. Un personaje controversial, en la actualidad poco querido por los neivanos (por la evidente traición a sus electores y a las directivas de su Partido).

Todo indica (lo dicen columnistas y la comunidad en general) que Alejandro Serna se “torció”. Decidió pasar de la incómoda oposición que solo deja enemigos, a hacer parte del gobierno más corrupto en la historia de Neiva. Se puso las rodilleras, se entregó al cuestionado Gorky (hoy destituido e inhabilitado por 10 años por la Procuraduría) y gracias a ello ahora tiene burocracia y quién sabe qué más prebendas, todo por su avaricia. Serna se olvidó del compromiso que adquirió con el Partido y en especial con sus electores, una amnesia que evidentemente le está generando la muerte política.

Le puede interesar: >>> Serna acabó con su corta carrera política <<<

Los neivanos recuerdan al Serna frentero, férreo opositor del cuestionado gobierno de Gorky, el concejal de buenos modales, muy delicado y bien perfumado, que se rasgaba las vestiduras denunciando a los corruptos. Serna hizo parte del bloque de concejales que en cuatro oportunidades logró hundir el polémico endeudamiento, votó negativo el proyecto de alumbrado y en general hizo una buena oposición. Sin embargo, algo pasó.

Hoy el comentario general es que Serna se acomodó a unos intereses particulares en lugar de los generales, traicionado a los que lo eligieron.

El viraje de Serna se dio, casi milagrosamente, cuando Gorky hizo cambios en el gabinete e incluyó a una de sus amigas como secretaria de la Mujer. Serna cambió completamente y de pronto le empezó a gustar todo lo que dijera Gorky y su cuestionado equipo de gobierno.  Ahora le pareció muy bueno que el municipio se endeudara y sin sonrojarse salió a defenderlo, incluso, apareció gritando en una de las sesiones, muy enojadito, porque algunos de sus colegas le hicieron ver su falta de coherencia.

Hizo bien el Partido Liberal, en cabeza del Directorio Municipal, en exigirle responsabilidad para con el municipio. Sin embargo, ya “entrado en gastos”, Serna omitió la solicitud y al contrario salió con un comunicado flojo y escueto en el que no dijo nada (no era fácil negar lo innegable o defender lo indefendible).

Finalmente, Serna quedó como el concejal que traicionó a su partido, a sus amigos, a sus jefes políticos y en especial a sus electores, los cuales confiaron en él y hoy se sienten burlados por un personaje que prefirió venderse al corrupto, terminando de paso con su corta carrera política. ¡Fatal error!

Hoy podemos decir que Alejandro Serna es una vergüenza para Neiva y para el Partido liberal. Lo hecho por este personajillo es un recordatorio para todos los neivanos de la importancia de elegir líderes políticos con sabiduría, cuidado y responsabilidad.  La gente de Neiva merece verdaderos dirigentes políticos que sean leales a sus votantes y que actúen en concordancia con sus mejores intereses. La traición de Serna a sus votantes no puede ser tolerada y en las elecciones de octubre (de este año) debe ser castigada, primero quitándole el aval liberal (vergüenza para el Partido) y segundo NO votando por él. Serna no merece ser alcalde, ni concejal, ni edil, ni siquiera estar en la junta de su barrio. Serna debe retirarse de la política y si es el caso, seguir los caminos del gorkismo donde ya encaja perfectamente.

La historia nos dará la razón. Alejandro Serna Serna será recordado como uno de esos muchos que llegan a la política con el único objetivo de enriquecerse a costa de la gente, de esa gente que ingenuamente creyó que Serna era decente.

Nota: Concejal Serna, aunque ya me bloqueó de sus redes, espero que ahora no coloque sus bodegas a reaccionar y a atacarme de manera sistemática.

Los invito a ver el siguiente video:

Carlos Oyola
Ingeniero de Sistemas y Computación y estudiante de la Maestría en Ingeniería de Información - Universidad de Los Andes